Guiza

La meseta de Guiza consiste en una enorme placa de piedra caliza ideal para la construcción por su superficie regular. Fue aquí donde los soberados egipcios de la IV Dinastía construyeron el grupo de pirámides reales más cuidadosamente diseñado.

Los cementerios de las tumbas mastaba, al este y al oeste de la pirámide de Quéope, representaron un avance, al conformar su organización en forma de calles y avenidas. Ante esta organización del espacio tan rígida, con tres complejos funerarios gigantes encajados en una necrópolis, era necesaria cierta delineación de los límites, así, cada pirámide estaba dentro de su recinto, y además, se dividió la meseta en tres enormes recintos rectangulares por medio de paredes de piedra y arcilla.

No se admiten más comentarios