Descubren en Saqqara el nombre de una reina egipcia desconocida hasta ahora

Arqueólogos egipcios han hallado además una tumba única, de un dignatario de la V Dinastía

Fuente: ABC – 03/04/2019

https://www.abc.es/cultura/abci-descubren-saqqara-nombre-reina-egipcia-desconocida-hasta-ahora-201904031247_noticia.html

Una misión arqueológica egipcia ha descubierto en el sur de Saqqara la tumba de un dignatario llamado «Khuwy» o «Khuy» que vivió al final de la V Dinastía y el nombre de una antigua reina desconocida hasta ahora, que posiblemente fue esposa del faraón Djedkare.

Los arqueólogos encontraron el nombre de la reina Setibhor, que no se conocía por fuentes antiguas, grabado en una columna de granito rojo en la parte sur de un complejo piramidal hasta ahora anónimo situado junto a la pirámide de Djedkare. Según informa el diario Ahram Online, la inscripción con el nombre y los títulos de este monumento único estaba tallada en relieve en un rectángulo en el eje de la columna, en un pórtico recién descubierto y dice: «El que ve a Horus y Seth, el grande del cetro de los héroes, el mayor de los elogios y la esposa del rey, su amada Setibhor».

El complejo piramidal de la reina Setibhor representa una de las pirámides más antiguas del sur de Saqqara. Construida al final de la V Dinastía, es también el complejo piramidal más grande construido para una reina durante el Reino Antiguo (ca 2686 a.C.-2181 a.C.). Su templo funerario incorporaba elementos arquitectónicos y cámaras que estaban reservadas solo para los reyes del Antiguo Reino, según Ahram Online.

El complejo de la pirámide y el templo se descubrieron en la década de 1950, pero hasta ahora se desconocía el nombre del propietario.

El gran tamaño del complejo piramidal de la reina Setibhor y su título de reina pueden indicar su intervención directa para ayudar a su esposo, el faraón Djedkare, a ascender al trono de Egipto al final de la Quinta Dinastía. «Parece que Djedkare quería honrar a su esposa mediante la construcción de un enorme complejo piramidal, con muchas características inusuales, incluyendo columnas de granito palmiformes, que constituyen un elemento arquitectónico conocido hasta ahora solo en los complejos piramidales de los reyes y no utilizado en los templos de la Reinas durante el período del Antiguo Reino», se señala en Ahram Online.

La columna y los bloques y fragmentos de piedra caliza con decoración en relieve del templo de la reina se encontraron durante los trabajos de exploración y documentación en el complejo piramidal del faraón Djedkare.

En dichas investigaciones se descubrió además la tumba de Khuwy o «Khuy», según Luxor Times, un dignatario que vivió durante la V Dinastía. Mostafa Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, explicó que la tumba consiste en una cámara de ofrendas en forma de L, que una vez fue decorada con relieves. Solo se conserva la parte inferior de esta decoración, ya que los bloques de piedra caliza blanca fueron reutilizados en otras construcciones en la antigüedad.

La misión descubrió en la pared norte de la tumba la entrada a una estructura inferior única, similar a las de pirámides de la V dinastía. Esa parte de la tumba comienza con un corredor descendente, que conduce a una pequeña sala. Una entrada en su pared sur da acceso a una antecámara decorada con escenas del dueño de la tumba sentado ante una mesa de ofrendas, así como una lista de ofrendas y la fachada del palacio.

Mohamed Megahed, jefe de la misión arqueológica, le dijo a Ahram Online que a través de dos entradas en la pared oeste de la antecámara la misión localizó una segunda sala sin decoración que fue utilizada como cámara funeraria. «Parece que el espacio de la cámara funeraria estaba casi completamente lleno de un sarcófago de piedra caliza, que fue encontrado totalmente destruido por antiguos ladrones de tumbas», agregó Megahed.

La misión descubrió los restos de Khuwy o Khuy, que muestran claros rastros de momificación.

Una entrada en la pared sur de la antecámara decorada conduce a una pequeña habitación, que muy probablemente fue utilizada como almacén. Los arqueólogos hallaron esta sala llena de escombros, sin objetos de valor.

Según señaló Megahed, «el descubrimiento de esta tumba resalta la importancia de la era de Djedkare y el final de la V Dinastía en general».

No se admiten más comentarios