La colección egipcia del Museo de Montserrat

Javier Uriach Torelló – Febrero de 2008

Portada del libro, La colección egipcia del Museo de Montserrat

Portada del catálogo: La colección egipcia del Museo de Montserrat.

El 15 de febrero de 2008, se presentó en la Aula Magna de la Universitat de Barcelona el libro La col·lecció egípcia del Museo de Montserrat. En las siguientes líneas intentaré explicar como se gestó esta obra, desde su concepción original hasta su realización final.

Vista de la Basílica de Montserrat

Vista de la Basílica de Montserrat

Personalmente creo que el museo de Montserrat es el “gran desconocido” para los catalanes en particular y los españoles en general. La mayoría de gente relaciona Montserrat solamente con la imagen venerada de la “Moreneta” y su característico paisaje, pero son pocos los que conocen el museo y muchos menos los que saben de la existencia de la interesante colección sobre el Oriente Bíblico.

Con este libro se ha pretendido rendir homenaje a la figura de su fundador y creador, el Padre Bonaventura Ubach y también dar a conocer la importancia de su obra, principalmente en lo que respecta a la parte egipcia.

P. Bonaventura Ubach ( 1879-1960)

P. Bonaventura Ubach ( 1879-1960).

P. Bonaventura Ubach ( 1879-1960)

P. Bonaventura Ubach ( 1879-1960).

La idea de hacer un libro sobre la colección egipcia del museo de Montserrat nació de pura casualidad. Fue al finalizar una visita a dicho museo, que realicé con mi mujer, en 2005, cuando se nos ocurrió solicitar el catálogo de la sección egipcia. Me extrañó su inexistencia ya que, acostumbrado a visitar otros museos alrededor del mundo, lo habitual es encontrar un libro, por pequeño que sea, con referencia total o parcial a la colección expuesta. Por añadidura pensé que una colección de esa importancia se merecía disponer como mínimo de un libro, aunque fuese sólo una guía.

Vista parcial de la colección

Vista parcial de la colección

Todo quedó ahí hasta que al cabo de un par de meses en el transcurso de una cena con el Dr. Antoni Matabosch (director del ISCREB y una persona vinculada a Montserrat, además de amigo de la familia) salió a relucir la anécdota. Tras comentarlo ampliamente, en un acto de valentía y una cierta inconsciencia, me ofrecí a intentar hacer “algo” al respecto. Dos meses después éramos recibidos, Matabosch y yo por el padre Abad Josep M. Soler y por el director del Museo el también padre Josep de C. Laplana.

Aquel 23 de mayo de 2006 no se me olvidará fácilmente. Estaba muy nervioso y sin saber a ciencia cierta que estaba haciendo yo ahí. La comida con los monjes pensé que sería un anticipo de lo que se me venía encima: berenjenas rellenas, ¡Dios mío, nunca las he soportado! Pero allá en el refectorio, ante la mirada ausente de toda la comunidad no podía menos que tragármelas. ¡Vaya berenjenal, Javier…!

Después, en el transcurso del café y degustando una copita de licor digestivo (Aromas del Montserrat, por supuesto) tuve la iluminación necesaria en estos casos para presentarle al padre Abad mi proyecto. Un proyecto redondo para la comunidad: yo me ocupo de todo, ustedes me dejan examinar las piezas y yo les doy un libro acabado. La venta para ustedes, y el coste para mí. No se si pensaron que un ángel les había caído del cielo (algo natural para ellos) o si un “ingenuo iluminado” acababa de aterrizar en el monasterio.

La idea enseguida les gustó y recibí luz verde para desarrollar el proyecto. El primer paso estaba dado.

Vista parcial de la colección

Vista parcial de la colección.

A continuación contacté con mi buen amigo Jaume Vivó, miembro al igual que yo de la Societat Catalana d’Egiptologia, al que presenté la idea para ver si estaría interesado en desarrollarla conjuntamente. Se apuntó de inmediato.

En ese punto, lo primero que pensamos fue en la conveniencia de involucrar a la Societat Catalana d’Egiptología. De esta manera el libro tendría el respaldo de una institución de reconocido prestigio y también podríamos contar con el equipo de colaboradores necesario para el estudio de las piezas y la redacción de los textos. Con esta aportación intelectual asegurábamos al libro un rigor egiptológico difícilmente cuestionable. Pero antes teníamos que decidir qué contenido y formato físico queríamos que tuviera esta obra.

Con Jaume Vivó hicimos una primera visita de trabajo a Montserrat a mediados de junio de 2006, y aprovechando su gran conocimiento del antiguo Egipto y su profesión como diseñador gráfico, junto con su socio Manuel G. Garrido, hablamos con los responsables del museo donde pudimos examinar las piezas expuestas y las conservadas en el almacén. Tomamos numerosas fotografías y consultamos el material fotográfico antiguo y los ficheros del museo para poder hacernos una idea de la importancia de la colección.

Salas anexas cerradas al público

Salas anexas cerradas al público.

Tres semanas después, Vivó y Garrido me presentaron la maqueta de lo que en un futuro muy próximo y después de mucho trabajo se convertiría en el primer libro que recogería con la dignidad que se merece la colección egipcia del Museo de Montserrat. Pensamos que la obra, aparte de recoger una muestra, a modo de catálogo explicativo, de las piezas más importantes que conserva el museo, tendría además una serie de artículos que mostrarían de un modo entendedor al gran público los temas más importantes que conformaron la civilización egipcia. Jaume y yo subimos de nuevo a Montserrat para presentar la maqueta del libro al padre Laplana, director del Museo y también a los responsables de la Fundación Abadía de Montserrat. A todos les pareció una magnífica idea y nos dieron su aprobación.

Una vez decidido el formato y el diseño del libro, contactamos con el Dr. Josep Padró, presidente de la Societat Catalana d’Egiptologia y tras exponerle el proyecto, tal como lo veíamos y mostrarle la maqueta del libro, también aceptó con agrado. Fue entonces cuando se seleccionó al grupo de autores, todos ellos egiptólogos y miembros de la SCE.

En total hemos participado 11 miembros de la SCE: Andrés Ayén, Núria Castellano, Josep Comerma, Maite Mascort, Joan Miralles, Josep Padró, Concepción Piedrafita, Esther Pons, Marta Saura, Jaume Vivó y un servidor. Posteriormente y por recomendación de Montserrat se decidió ampliar el libro con dos campos más, como son la papirología y los tejidos coptos, siendo sus autores Sofía Torallas, Klaas A. Worp y Lluis G. Turell. Completa el equipo de autores la figura del Padre Pius-Ramon Tragan, director del Scriptorium Biblicum et Orientale de Montserrat.

Algunos de los autores: Josep Padró, Nuria Castellano, Jaume Vivó

Algunos de los autores: Josep Padró, Nuria Castellano y Jaume Vivó.

Parte destacable en todo el proceso previo fue la búsqueda de patrocinadores y creo que mejor lo dejamos aquí porque es algo que como siempre ocurre, a la hora de la verdad todo el mundo despista. Finalmente hemos sido tres privados los que nos hemos hecho cargo de esta edición. Tres empresarios con “debilidad” y fuerte afinidad cultural.

Una vez montada toda la estructura comenzamos las reuniones necesarias para planificar y desarrollar el contenido del libro. Para ello tuvimos Jaume y yo varios encuentros, tanto con los autores como con los responsables de Montserrat. Una de las primeras decisiones que tomamos fue la de sacarnos de la cabeza el intentar hacer un catálogo de todas las piezas de Montserrat. Una vez comprobamos in situ la gran cantidad de piezas existentes en los fondos del museo (expuestas y almacenadas), vimos de forma clara que ese trabajo correspondería a otro tipo de publicación y no al tipo libro que nosotros queríamos hacer. Una catalogación exhaustiva llevaría mucho más tiempo y por descontado muchos más recursos. Una primera aproximación de ello había sido la tesina inédita de Salvador Costa presentada en 1984 y que recogía las piezas expuestas en su momento, pero que hoy en día debía ser actualizada.

Nuestra labor ha sido editar un libro con una selección de piezas que abarque todos los campos de la egiptología y de los que Montserrat tiene piezas. De ahí surgió automáticamente el sencillo título del libro: La col·lecció egípcia del Museo de Montserrat.

El trabajo de “campo” ha representado casi 18 meses, lo cual da una idea de la complejidad del mismo. Aparentemente parecía algo sencillo: fotografiamos las piezas, copiamos los archivos, recogemos los textos, hacemos el montaje y servido. ¡Nada más lejos de la realidad!

Pese a la buena voluntad de los responsables del museo (al frente del cual está el incombustible Padre Josep de C. Laplana y su estrecha colaboradora Eva Buch) el estado de catalogación que había de las piezas, finalmente escogidas para el libro, se podía considerar bastante pobre. Ha sido una ardua tarea el intentar casar los diferentes archivos existentes con las piezas y es que desde los años veinte hasta hoy han sido varias las personas que han intentado clasificar las piezas (y ya se sabe: cada maestrillo tiene su librillo). En algunos casos nos ha sido imposible encontrar alguna referencia.

Vista parcial de la colección

Vista parcial de la colección.

Pudimos constatar el aparente olvido que tiene esa sección del museo respecto a otras secciones más modernas como pueden ser la parte de pintura y escultura. A ello, hay que añadir el estado deficiente de conservación de algunos de los objetos, que con el paso del tiempo, han ido perdiendo signos de identidad, haciendo más difícil todavía su identificación y ulterior catalogación. Esta parte ha sido, sin duda, la más engorrosa de todas y la más antipática. Por contra, lo más divertido y agradable, fueron las sesiones de medición de las piezas y las sesiones fotográficas. En este punto fue de gran ayuda la colaboración de Joan Miralles así como la de Leonardo Velasco. Las fotografías del catálogo de piezas fueron tomadas por Dani Rovira fotógrafo habitual del museo.

Una de las jornadas más espectaculares correspondió al día en que, para fotografiar el interesante ataúd rectangular del Imperio Medio, tuvimos que desplazar la momia humana, que se hallaba expuesta delante e impedía su acceso. En esa jornada contamos incluso con la presencia de las cámaras de TV3 que filmaron todo el proceso. La pobre momia no lo debió pasar muy bien, aunque, eso sí, estuvo muy quietecita y callada. Uno de los descubrimientos más “curiosos” se produjo cuando intentamos abrir el ataúd y descubrimos en su interior todo un arsenal de basuras modernas: pilas, bombillas de flash… y una nota que no tiene desperdicio: “Bisitamos este museo el día 18 de mayo de 1970. José...”. O sea, que hacía más de 35 años que nadie tocaba ese ataúd.

Momento de extraer la momia

Momento de extraer la momia.

Colocación de la momia en la mesa de 'operaciones'

Colocación de la momia en la mesa de ‘operaciones’.

Leo supervisando los protocolos de exploración de la momia

Leo supervisando los protocolos de exploración de la momia.

Ataúd del Imperio medio

Ataúd del Imperio medio.

Los 'tesoros' que contenía el ataúd

Los ‘tesoros’ que contenía el ataúd.

Hay mucho trabajo que no se aprecia a primera vista: primero, escoger las piezas a estudiar, cosa que hicimos entre Josep Padró, Jaume Vivó y un servidor, luego con Jaume preparamos las fichas con su correspondiente fotografía para repartirlas entre los distintos colaboradores, con las indicaciones necesarias para que cada autor siguiera un mismo modelo para lograr cierta homogeneidad necesaria en la obra. Mientras, el fotógrafo iba fotografiando, en una de las dependencias del almacén del museo, las piezas escogidas que posteriormente entregaría al estudio de Jaume Vivó y Manuel G. Garrido para su retoque y compaginación junto con los textos proporcionados por los distintos autores. Muchas horas corrigiendo textos (en tres idiomas: catalán, castellano e inglés), recortando algunos de ellos y modificando otros por razones de espacio o idoneidad. Unificación de los nombres egipcios en cada una de las tres lenguas, siguiendo la normativa publicada por el Dr. Padró. Ordenación de las páginas, compilación de toda bibliografía existente, etc., todo hecho con la mayor de las ilusiones y con la libertad absoluta que nos dieron desde Montserrat. En ese trabajo han colaborado también muchos amigos, tales como: Jordi, Albert, Víctor, José María, Leo, Colin, Denise y Carme. A todos ellos tengo que agradecerles su inestimable ayuda.

Modelo de ficha utilizada para describir las piezas

Modelo de ficha utilizada para describir las piezas.

Supervisando la fotografía de los escarabeos

Supervisando la fotografía de los escarabeos.

Sesión fotográfica en la sala anexa al museo

Sesión fotográfica en la sala anexa al museo.

Detalle de las sesiones fotográficas

Detalle de las sesiones fotográficas.

Mientras la confección de la parte dedicada al catálogo iba progresando a pleno rendimiento, Jaume y yo escogimos, entre miles de fotografías de nuestros archivos personales, las más representativas, que debían ilustrar los artículos introductorios del libro, así como el hijo de Jaume, Albert, realizó el mapa que ilustra las localidades más importantes de Egipto. Otro viaje a Montserrat y otra visita a los archivos, donde con su característica amabilidad y sabiduría del padre Pius-Ramon Tragan nos ayudó a escoger algunas fotografías inéditas del padre Ubach y sus viajes por Tierra Santa. Por cierto, otra fotografía inédita y de un alto valor histórico es la que pudimos publicar gracias a la gentileza del Museo-Biblioteca Víctor Balaguer de Vilanova i la Geltrú, descubierta entre el legado de Eduard Toda que se conserva en dicha institución, donde aparece Toda en el templo de Karnak, en Egipto, acompañado de Gaston Maspero, director del Servicio de Antigüedades Egipcias, junto a otros importantes pioneros de la egiptología.

Eduard Toda, 2º por la derecha, junto a Maspero, en Karnak

Eduard Toda, 2º por la derecha, junto a Maspero, en Karnak.

Como muestra del trabajo hecho en línea del popular “cómo se hizo” adjunto unas cuantas imágenes de algunos momentos que vivimos durante la ejecución del libro catálogo.

Joan Miralles trabajando sus piezas

Joan Miralles trabajando sus piezas.

Jaume Vivó supervisando sus conos

Jaume Vivó supervisando sus conos.

Preparación del sarcófago de Nubaset para su fotografía

Preparación del sarcófago de Nubaset para su fotografía.

Contenido

El libro está dividido en tres bloques. Un primer bloque dedicado a las presentaciones y agradecimientos, con colaboraciones del propio padre Abad de Montserrat. A continuación un prólogo escrito por el doctor Josep Padró, presidente de la SCE y luego un escrito por parte del director del Scriptorium Biblicum, padre Pius-Ramon Tragan, en donde se explica un poco la historia de lo que ha sido el museo y de la figura de su creador el padre Buenaventura Ubach. Termina ese primer bloque con un interesante artículo del Dr.Padró sobre la particular historia de la egiptología en Cataluña.

El segundo bloque se inicia con un mapa de Egipto y una cronología a la que siguen cinco artículos sobre temática general, donde diferentes autores escriben sobre: historia (Marta Saura), religión (Maite Mascort), lengua (Andrés Ayén), arte (Núria Castellano) y la vida cotidiana en el antiguo Egipto (Jaume Vivó).

El último bloque es el destinado a los materiales de la colección. En él se agrupan las piezas por áreas más o menos temáticas. Cada grupo consta de una pequeña introducción y a continuación la descripción de las piezas individualizadas. Los distintos apartados son: La prehistoria, época predinástica, collares, recipientes y potes de cerámica, adornos y cosméticos, instrumentos quirúrgicos, escultura, panteón egipcio, amuletos, escarabeos, conos funerarios, modelos funerarios, estatuillas funerarias, sarcófagos y momias, máscaras funerarias, vasos canopos, fauna momificada y el Egipto postfaraónico que comprende las terracotas, papiros y tejidos coptos.

Completa la obra una extensa bibliografía que comprende todo lo publicado sobre las piezas del Museo de Montserrat además de la bibliografía consultada para la confección del libro. Sigue para finalizar la traducción de los textos al castellano y al inglés.

Conclusión

Una vez acabado el libro la conclusión, para mi es clarísima: Ha sido una oportunidad única. Me ha dado la posibilidad de hacer algo que hasta el momento nunca se había hecho, he conocido gente de un valor humano excepcional y he colaborado con un equipo de primera clase. Ante todo ello, lo menos importante ha sido el coste económico de todo el proyecto. Y lo digo de verdad. Volvería a repetir, sin dudarlo un instante. El resultado ha sido una obra, jamás realizada hasta el momento, lo que supone una primicia, no sólo en las publicaciones de la Abadía de Montserrat, si no incluso a nivel de otras colecciones estatales. Desde la creación del museo nunca antes se había publicado una obra general sobre las piezas de la colección egipcia. Y pensar que yo he sido el primero me genera una satisfacción interna muy difícil de expresar.

El libro no solamente es un catálogo sino que es mucho más. Sinceramente creo que podría llegar a ser una referencia más, que ayude en el estudio de la egiptología ya que su contenido lo forman aportaciones de algunos de los más prestigiosos egiptólogos del país, así como por reconocidos historiadores.

Presentaciones del libro

Previa a la presentación del pasado 15 de febrero hubieron dos más: una primera el 20 de diciembre de 2007, en el transcurso de una cena exclusiva para los autores, y posteriormente el 8 de enero de 2008 se hizo la presentación oficial en Montserrat, para acabar con la ya mencionada del 15 de febrero en Barcelona y posibilitar de esta manera mayor afluencia de público.

De izquierda a derecha: Joan Miralles, Lluis Turell, P.Pius-Ramón Tragan, Elsa Antón

De izquierda a derecha: Joan Miralles, Lluis Turell, P.Pius-Ramón Tragan y Elsa Antón.

De izquierda a derecha: Victor Rivas, Andrés Ayén, Josep Comerma, Javier Uriach

De izquierda a derecha: Victor Rivas, Andrés Ayén, Josep Comerma y Javier Uriach.

Vista general de la librería de Montserrat

Vista general de la librería de Montserrat.

Vista general de los momentos posteriores a la presentación

Vista general de los momentos posteriores a la presentación.

Vista general de Montserrat al atardecer

Vista general de Montserrat al atardecer.

Presentación en la Universidad de Barcelona el 15 de febrero de 2008

Presentación en la Universidad de Barcelona el 15 de febrero de 2008.

Páginas interiores del libro

AaE_museo-montserrat-foto25

AaE_museo-montserrat-foto26

AaE_museo-montserrat-foto27

AaE_museo-montserrat-foto28

AaE_museo-montserrat-foto29

AaE_museo-montserrat-foto30

© de las fotografías sus autores, el Museu de Montserrat y el Museo-Biblioteca Victor Balaguer de Vilanova i la Geltrú.

 

No se admiten más comentarios