Gran Himno a Amón-Ra

Gran Himno a Amón-Ra
Papiro Boulaq 17

Francisco López – Octubre de 2003

Este himno, dedicado al dios Amón-Ra, se encuentra grabado en el papiro Boulaq 17 (P. Kairo CG 58038), de la XVIII dinastía, y, parcialmente, en una estatua del Museo Británico de Londres (nº 40950), perteneciente al Reino Medio. Hay que destacar que, frente a los himnos más antiguos, aquí se intenta reflejar el concepto de universalidad del dios ante todas sus creaciones, sean cuales sean, algo que se repetirá posteriormente en el Gran Himno a Atón del periodo amárnico. Es una de las más bellas composiciones de la literatura religiosa egipcia.

El himno está escrito, en el papiro Boluaq 17, a lo largo de 11 columnas, cada una de las cuales contiene 7 líneas, excepto la última con 5. El escriba dividió el texto en 4 secciones que comienzan con el signo ª

Atención: Para una correcta visualización del artículo necesitas tener instaladas las fuentes de transliteración y GlyphBasic. Si no las tienes puedes bajarlas desde aquí.

Abreviaturas

Literature: Kaster, Joseph, The Literature and Mythology of Ancient Egypt. London, Allen Lane The Penguin Press 1970.

AES: Clagett, Marshall, Ancient Egyptian Science. A Source Book. Volume One: Knowledge and Order. Tome I, Philadelphia, American Philosophical Society, 1989.

Concise: Faulkner, Raymond O., A Concise Dictionary of Middle Egyptian

Notas de lectura:

(I) Entre paréntesis, en negrita y con numeración romana, siempre a principio de línea, aparece el número de sección establecido por Grébaut, E. Hymne à Ammon-Ra. Paris, 1874. Hay que indicar que la división de Grébaut responde sólo a criterios propios del autor, en cuanto a grupos conectados de sentencias.

(1,1) Número de columna y línea en el papiro Boulaq 17.

A Cada una de las cuatro partes en las que está dividido el papiro Boulaq 17, ya comentadas anteriormente.

(1) En superíndice, el número de nota, secuencial de acuerdo a la distribución por párrafos anteriormente citada. Al final del trabajo aparecen las notas del texto por párrafos, p.e. (XIII,1) para la nota 1 del párrafo XIII, para facilitar la lectura e impresión del himno.

También he incluido entre paréntesis algunos términos egipcios e identificaciones topográficas para una mejor comprensión del texto.

Traducción

La base de la traducción es la publicación del texto jeroglífico de E. Grébaut, Hymne à Ammon-Ra y el texto de Joseph Kaster, The Literature and Mythology of Ancient Egypt, si bien sólo se ha utilizado parte del trabajo de Kaster, revisándolo y ampliándolo con la bibliografía citada al final del artículo.

A

(I)(1,1) Adoración a Amón-Ra, el Toro que habita en Iunu,(1) jefe de todos los dioses, el buen dios, el amado que proporciona (1,2) la vida a todo lo que es cálido y a todo el buen ganado.

(II) ¡Salve, Amón Ra,
Señor de los Tronos de Las Dos Tierras,(1) (1,3) que preside sobre Tebas!
Toro de su Madre,(2) el primero de sus campos,(3)
De amplia zancada, que está a la cabeza del (1,4) Alto Egipto,
Señor de los Medyai(4) y gobernador (HqA) de Punt.(5)
El más Grande del cielo, primogénito (smsw) de la Tierra,
Señor del (1,5) todo,
Que perdura sobre lo que existe, que perdura sobre todo lo que existe.

(III) Único en su naturaleza entre los dioses,
Bello toro de la Enéada,(1) jefe (Hry-tp)de (1,6)< todos los dioses. Señor de Maat,(2) padre de los dioses,
Que hizo a la Humanidad y dio origen a los animales.
Señor de lo que existe, que creó el (1,7) árbol frutal.(3)
creó la hierba e hizo vivir al ganado.(4)

(IV) Poder que Ptah moldeó,(1)
El Bello, (2,1) bienamado joven, a quien los dioses alaban.
Que creó lo que está arriba y abajo,(2)
El que ilumina las Dos Tierras
Y atraviesa el firmamento en paz.
(2,2) Rey del Alto y Bajo Egipto, Ra, Justificado,(3)
El Señor de las Dos Tierras, de gran fuerza,
Señor de la Majestad (Sfyt), (2,3) creador de la Tierra,
De naturaleza más ilustre que cualquier otro dios.

(V) De su belleza los dioses se alegran,
A quien se venera en la (2,4) Gran Casa, (Pr-ur)
De gloriosas apariciones en La Casa del Fuego, (Pr-nsr)(1)
Cuya fragancia los dioses aman cuando él viene de Punt,
Ricamente perfumado cuando (2,5) desciende de la tierra de los Medyai,
De bella faz, cuando viene de la Tierra del Dios.(2)

(VI) Los dioses se postran a sus pies, (2,6) sabedores de que Su Majestad es su Señor,
Señor del respeto (snD), el terrible, de gran poder (bAw) y poderosa apariencia,
(2,7) Que provee de víveres y atiende el sustento.
¡Loor a ti, que creaste a los dioses
Elevaste el cielo y desplegaste la tierra!

B

(VII)(3,1) ¡El que despierta saludable! Min-Amón,(1)
Señor de la Eternidad (nHH), quien creo lo eterno (Dt),(2)
Señor de la alabanza, que está a la cabeza de la Enéada,
(3,2) Firme de cuernos,(3) de bella faz.

(VIII) Señor de La Grande,(1) portador de la Doble Pluma,(2)
Provisto con la bella diadema y la alta (3,3) Corona Blanca.(3)
La serpiente Mehen y las serpientes Uto(4) están sobre su cara,
La Doble Corona, el Nemes(5) y la (3,4) Corona Azul. (6)
De bella faz cuando se provee con la corona Atef, (7)
Amado de las Coronas del Alto y Bajo Egipto,
Señor de la Doble Corona (que) porta (3,5) el cetro Ames,(8)
Señor del cetro Mekes(9) que sostiene el flagelo.(10)

(IX) Soberano bellamente coronado con la Corona Blanca,
Señor de los rayos, que da origen (3,6) a la luz, a quien los dioses alaban.
Da sus manos a los que ama
Y arroja a su enemigo (3,7) al fuego.(1)
Es su ojo(2) el que derrota a los rebeldes,
Haciendo que el Nun trague su arpón(3)
Y que la (4,1) serpiente vomite lo que ha tragado.

(X) Alabanza a ti, oh Ra, Señor de la Verdad,
Cuya capilla se encuentra oculta, Señor de los dioses.
(4,2) Jepri en su barca, que dio la orden y los dioses vinieron a la existencia,(1)
Atum,(2) que creó a la Humanidad, distinguió (4,3) sus naturalezas(3) y creó sus vidas,
Que hizo los colores diferentes, uno del otro.(4)

(XI) El que escucha las súplicas de los (4,4) acusados (btnw),(1)
De corazón bondadoso cuando alguien le llama,
Quien rescata al temeroso del opresor,
Y juzga entre (4,5) el desdichado y el poderoso.

(XII) Señor del Conocimiento (SiA), en cuya boca se haya la Autoridad (Hw).(1)
El Nilo ha venido por (4,6) su deseo.(2)
Señor de gran dulzura (bnrt), el bienamado,
Cuando él viene los hombres viven.
(4,7) Hace que todos los ojos se abran en el Nun.(3)
Su beneficencia ha dado origen a la luz,
Los dioses se regocijan de (5,1) su belleza
Y sus corazones viven cuando le ven.

C

(XIII) ¡Oh Ra, adorado en Karnak,
De Grandes Apariciones (5,2) en la casa del Benben,(1) el de On!
Señor de la fiesta del noveno día del mes,(2)
En cuyo honor se celebran la fiesta del sexto día del mes y la fiesta del cuarto de mes.(3)
Soberano (5,3) y Señor de todos los dioses,
Halcón(4) en medio del horizonte,
Señor de los Silenciosos(5) entre los hombres,
Cuyo nombre permanece oculto a (5,4) sus hijos (mswt), en su nombre de Amón.

(XIV) Alabanza a ti, oh Afortunado (imy m Htpw),(1)
Señor de la alegría, y poderoso en su aparición,
(5,5) Señor de la Grande y la Alta Doble Pluma,
Que porta la bella diadema y la Alta Corona Blanca,
Los dioses desean admirarte
(Cuando) (5,6) la Doble Corona reposa sobre tu frente.
El amor a ti se extiende a lo largo de las Dos Tierras,
Tus rayos relucen en los ojos,
(5,7) El bienestar de la Humanidad aparece cuando te elevas
Y los animales están lánguidos cuando brillas.(2)
Tú eres amado en el cielo meridional
(6,1) Y agradable en el cielo septentrional.
Tu hermosura cautiva los corazones
Y el amor por ti hace languidecer los brazos.
(6,2) Tu bella manifestación debilita las manos
Y los corazones se vuelven descuidados(3) cuando te ven.

(XV) Tú eres El Único, el que dio origen a (6,3) todo lo que existe,
Él Uno y Único, creador de lo que existe,
De cuyos dos ojos brotó la Humanidad(1)
Y de cuya boca vinieron a la existencia los dioses.(2)
El que creó la hierba que da (6,4) vida al ganado
Y las plantas(3) para los hombres,
Quien creó aquello de lo que vive (6,5) el pez en el río
Y los pájaros que moran en el cielo,
Quien proporciona el aliento(4) a lo que hay en el huevo
Y da la vida a la descendencia de la serpiente,(5)
(6,6) Quien crea aquello de lo que viven los insectos
E igualmente los gusanos y aves,
El que provee de todo lo necesario a los ratones (pnw) en sus guaridas
(6,7) Y nutre a las aves en todos los árboles.

(XVI) Alabanza a ti, que hiciste todas estas cosas,
El Uno y Único, provisto de múltiples brazos,
(7,1) Que pasa la noche (sDr) despierto, mientras todos los hombres duermen,
Buscando lo mejor para sus criaturas.
¡Amón, que perdura (mn) en todas las cosas!
(7,2) Atum y Horus del Doble Horizonte,(1)
¡Alabanza a ti porque te fatigas (7,3) con nosotros.(2)
¡Loor a ti! porque tú nos creaste.

(XVII) Te alaban todos los animales.
Te loan (7,4) en cada desierto,
Tan alto como el cielo,
Tan amplio como la tierra,
Tan profundo como el Gran Verde.(1)
Los dioses se inclinan(2) (7,5) ante Tu Majestad
Y ensalzan el poder (bAw) de su creador,
Se alegran cuando el que los engendró (7,6) se aproxima
Y dicen: ¡Se bienvenido en paz!
Padre de los padres de todos los dioses,
Que elevó el cielo y situó la tierra,
(7,7) Que hizo lo que existe,
Creador de todos los seres.
¡Oh Soberano, jefe de los dioses!
¡Veneramos tu poder (bAw), (8,1) porque tú nos creaste,
Te vitoreamos de alegría porque nos has moldeado,(3)
Te ofrecemos oraciones, porque te fatigas con nosotros!

(XVIII) Salve a ti, (8,2) creador de todo lo que existe,
Señor de Maat y padre de los dioses,
Que creaste a la Humanidad y a los animales,
Señor del grano, (8,3) que provees el sustento a los animales del desierto.
¡Oh Amón, Toro de bello semblante, amado en Karnak,
De grandes (8,4) apariciones en la Casa del Benben,
Coronado nuevamente en On,
Tú, que juzgaste a los Dos adversarios(1) en la (8,5) Gran Sala!

(XIX) Jefe de la Gran Enéada,
El Uno y Único, sin igual,
El heliopolitano que preside en Tebas,
(8,6) Cabeza de su Enéada, que vive día a día por Maat,
Morador del Horizonte, Horus del Este.
(8,7) Los desiertos, por su voluntad, proveen, para él, plata, oro
Y lapislázuli verdadero,(1)
Mirra e incienso mezclados de (9,1) la tierra de los Medyai
Y mirra pura para tu nariz.
De bella faz cuando viene desde la tierra de los Medyai,
Amón-Ra, (9,2) Señor de los Tronos de las Dos Tierras, que preside en Tebas,
El de On, que preside en su harén.(2)

D

(XX) El Único Rey, Único (9,3) entre los dioses,
Con múltiples nombres, cuyo número es desconocido.(1)
Que amanece por el horizonte oriental
Y se oculta (9,4) por el horizonte occidental.

(XXI) Que derrota (sxrw) a sus enemigos(1)
Y renace cada día.
(9,5) Thot eleva sus ojos, y se deleita con su excelencia,
Los dioses se alegran de su belleza, y los (9,6) monos hetet(2) le exaltan.
Señor de la barca de la noche y de la barca de la mañana,
Que por ti atraviesan en paz el Nun.
Tu séquito(3)(9,7) se regocija de ver al enemigo derrotado,
Y cómo sus miembros son cortados por el cuchillo.(4)
(10,1) El fuego le ha devorado,
Y su ba se separa de su cuerpo.
Se ha puesto fin al paso de la serpiente.(5)

(XXII)(10,2) Los dioses gritan de júbilo
Y el séquito de Ra está contento,
On está de júbilo: el enemigo (10,3) de Atum ha sido derrotado.
Tebas está contenta y On exultante,(1)
La Señora de la Vida(2) está alegre,
Ha sido derrotado (10,4) el enemigo de su Señor.
Los dioses de Jer-aha(3) se regocijan,
Los habitantes de Letópolis (10,5) besan la tierra,
Le ven fuerte en su Poder, … de los dioses (¿)(4)

(XXIII) Maat,(1) Señor de Tebas,
(10,6) En este tu nombre de Creador del Orden.(2)
¡Señor de los víveres, Toro de provisiones,
En este tu nombre (10,7) de Toro de su Madre,(3)
El que creó a todos los hombres y todas las cosas,
En este tu nombre (11,1) de Atum-Jepri!

(XXIV) Gran Halcón que lleva la alegría al pecho (Snbt),
De bella faz (11,2) que hace festivo el pecho (mnDt),
De grata figura y alta diadema,
(11,3) Con las Dos Serpientes alzadas sobre su frente,
Ese a quien se acercan los corazones de los hombres.
(11,4) La Humanidad se vuelve hacia él,
Cuando alegra las Dos Tierras con sus apariciones.
¡Salve a ti, Amón-Ra,
(11,5) Señor de los Tronos de las Dos Tierras,
Cuyo amanecer ama su ciudad (Tebas)!

Notas:

(I,1) Heliópolis (‘ciudad del sol’), nombre griego de la localidad Iunu. Era el centro más importante del culto a Ra y de las teorías cosmogónicas solares. Era la ciudad bíblica de On.

(II,1) El título ‘Señor de los Tronos de las Dos Tierras’ siempre estuvo asociado a Amón en Karnak, aunque posteriormente también aparece en Amón de Napata, por la identificación de Gebel Barkal, una pequeña montaña en la frontera occidental de Karima (Sudán), con Karnak. Los Tronos de las Dos Tierras era uno de los nombres del recinto en el que se encontraba el Gran Templo de Karnak que llevaba el nombre de ‘Santuario de los Tronos’ (Ipet-sut), el mismo que el templo dedicado a Amón en Napata.

(II,2) Kamutef. El término Kamutef se empleó, desde el Reino Nuevo, para designar “El Toro de su Madre”. Representaba el sol en su apogeo que, con apariencia de un toro, fecundaba a la diosa del cielo y renacía en cada amanecer, como un ternero. Se asoció a Min y Amón, entre otros dioses, como Amón-Kamutef , o Amón-Min-Kamutef confiriéndoles un carácter regenerador.

(II,3) Probablemente como referencia al Cosmos como ‘el campo’ del dios. Literature p. 92.

(II,4) Los Medyai pertenecían a una de las tribus de Nubia, probablemente de las zonas desérticas. A pesar de que fueron reclutados, como mercenarios, por el ejército egipcio desde las primeras épocas, es durante el Reino Nuevo cuando parece que tuvieron mayor importancia al formar parte de los cuerpos de policía que, además de mantener el orden, se encargaban de vigilar las necrópolis y las regiones fronterizas.

(II,5) Posiblemente una región del Mar Rojo, cerca de la actual Somalia, productora de incienso y especias muy valoradas por los egipcios. La reina Hatshepsut organizó una expedición a la Tierra de Punt que aparece grabada en los muros de su templo en Deir el-Bahari.

(III,1) La Enéada (Pesdyet) formada por Ra (Atum), Shu, Nut, Geb, Tefnut, Osiris, Isis, Seth y Neftis, las primeras tres generaciones de dioses según la teoría heliopolitana de la creación.

(III,2) Señor de la Verdad y el Orden. El concepto Maat y su divinidad estaban asociados al orden, la verdad y la justicia. Era la diosa Maat quien presidía el Juicio de los Muertos y la pluma que la representa actuaba como contrapeso del corazón en el juicio.

(III,3) xt n anx. O ‘las plantas de la vida’. Concise p. 198.

(III,4) Quizá ‘creó la hierba que hace vivir al ganado’.

(IV,1) Según la teoría menfita, Ptah, patrono de los artesanos, dio origen a todas las cosas por medio de la palabra y según el deseo del corazón. Véase la leyenda de la creación por Ptah.

(IV,2) i.e. creador de lo celeste y terrestre.

(IV,3) ‘Justo de voz, justificado’, era un epíteto de los difuntos una vez pasaban el juicio de los muertos. Es curioso que aparezca referido a Ra, como si el Himno estuviese dirigido al Rey difunto. Literature p. 92.

(V,1) Per-Ur y Per-Neser eran los nombres de dos santuarios en el-Kab (Alto Egipto) y Pe (Bajo Egipto) respectivamente.

(V,2) Epíteto de Punt.

(VII,1) Identificación de Min, representante de la fuerza regeneradora y la fertilidad, con Amón.

(VII,2) Doble eternidad egipcia, nHH, la eternidad cíclica y renovadora y Dt la eternidad lineal.

(VII,3) Kaster piensa que se trata de una asociación de Ra como toro. Aquí comienza una descripción de las diferentes insignias reales. Literature p. 94.

(VIII,1) Wrt o La Grande, un epíteto del ureo.

(VIII,2) Swt, ‘plumas como diadema’, Concise p. 262. Referencia a la corona de altas plumas de Amón.

(VIII,3) La corona del Alto Egipto, llamada Hedyet.

(VIII,4) Nombre griego dado a la diosa cobra del Bajo Egipto, Uadyet, por la localidad (Buto) de la que era originaria la diosa. Era junto con la diosa buitre, del Alto Egipto, Nejbet, protectora del faraón bajo la denominación de Las Dos Señoras.

(VIII,5) El Nemes era un tocado a rayas sobre el que se colocaba el ureo. Se colgaba sobre los hombros y llegaba hasta la espalda, donde acababa en una cola.

(VIII,6) El Jepresh era una corona de color azul con discos dorados. Se empezó a emplear en el Reino Medio. Se la ha identificado con un símbolo de guerra, como una corona utilizada por el faraón en las batallas, pero realmente se trata de una corona ceremonial. En escenas de batallas el faraón aparece frecuentemente portándola, pero también en escenas no militares o privadas. La corona terminaba, en su parte trasera, con 2 cintas o banderolas que colgaban por la espalda.

(VIII,7) Corona con dos largas plumas verticales, un gorro en forma de cono y dos cuernos retorcidos. Se empleaba en ceremonias religiosas y estaba asociada a Osiris.

(VIII,8) Un cetro en forma de maza, insignia de la realeza, que ya aparece en el Predinástico.

(VIII,9) Cetro con final liso, símbolo del poder real.

(VIII,10) El cayado heka y el mayal o flagelo nejej eran símbolos de la realeza, asociados a Osiris. El flagelo era un símbolo de autoridad.

(IX,1) A continuación se describe, brevemente, la lucha de Ra contra Apofis (Apep), la serpiente que cada noche intentaba frenar el paso de la barca del dios. La descripción de la lucha aparece en el papiro Bremner-Rhind (nº 10188 del Museo Británico de Londres).

(IX,2) El Ojo de Ra, es además del propio sol, uno de los aspectos más característicos de Ra. Representa su poder destructivo, como se describe en la leyenda de la Destrucción de la Humanidad, mito que forma parte de la leyenda de la Vaca del Cielo, grabado en tumbas reales del Reino Nuevo.

(IX,3) di.s mabA.s m sXp-Nwn, literalmente. ‘él (referido al Ojo) pone su arpón en el tragar de Nun’. Existe un juego de escritura con el término arpón mabA escrito como ÍÍÍE.

(X,1) Jepri, ‘El que viene a la existencia’, era un dios autocreado y una de las formas de Ra, el sol de la mañana. Representaba el concepto de vida eterna y renacimiento. Hay un juego de palabras, muy común, entre el nombre del dios (Jepri) y ‘venir a la existencia’ (jeper).

(X,2) Atum, ‘El perfecto’, es uno de los aspectos de Ra en su papel de demiurgo. Representa el sol del atardecer.

(X,3) Probablemente referido a ‘caracteres’ más que a las diferentes razas, a las que se hace referencia en la siguiente línea.

(X,4) Referencia a las diferentes razas, todos ellos hijos de Ra. Un pasaje similar aparece en el Gran Himno a Atón en relación con el concepto de Universalidad del dios.

(XI,1) btnw ‘Rebeldes’, Concise p. 86, pero relativo a acusados, más que a enemigos. El himno, aquí, trata de destacar la justicia del dios, en el mismo sentido de Universalidad y Justicia de la frase anterior.

(XII,1) SiA y Hw. La percepción y la palabra. Representan el pensamiento que reside en el corazón y la palabra con la que el creador da origen a todas las cosas según la teoría menfita de la creación.

(XII,2) i.e. Crece el Nilo y se producen las cosechas por la generosidad del dios.

(XII,3) i.e. surge la vida del Abismo.

(XIII,1) El benben representaba la colina primigenia surgida de las aguas del Nun durante la Creación. El piramidón era su representación. La casa del benben era un santuario que se encontraba en Heliópolis.

(XIII,2) ‘Señor del festival de la luna Nueva’.

(XIII,3) Alusiones a festivales lunares. La traducción podría ser ‘Para quien se tiene los festivales del sexto día y el día del tercer-cuarto de mes’ asociados a Amón y/o Ra y posiblemente a Jonsu, identificado con la luna e hijo de Amón y Mut en Tebas y con los que formaba la tríada tebana. Literature p. 96.

(XIII,4) gmHsw. Como símbolo de Ra. El halcón no sólo se asoció a Horus, sino que también era un símbolo de Ra, Sokar, Montu, etc. Para la definición del término gmHsw como halcón, véase Concise p. 289, aunque la escritura no es la misma. La traducción no es segura.

(XIII,5) Los difuntos.

(XIV,1) Lit. ‘el que está en paz’.

(XIV,2) i.e. relajados y contentos.

(XIV,3) i.e. tranquilos.

(XV,1) Alusión a la creación por medio de las lágrimas de Ra. Aparece un juego de palabras, muy común en los textos religiosos vinculados a Ra, entre remyt (lágrimas) y remet (Humanidad).

(XV,2) Nueva alusión a las teorías heliopolitanas de la Creación según la cual Shu y Tefnut nacieron esputados de Atum. Una posible asimilación con Ptah que creó lo que su corazón concebía y su lengua ordenaba.

(XV,3) Véase n (III,3).

(XV,4) i.e. la vida.

(XV,5) o del gusano.

(XVI,1) Horus-Horajti. Horajti, como símbolo de la energía del horizonte se fusionó con Ra, bajo las teorías de Heliópolis, como Ra-Horajti.

(XVI,2) La frase hace referencia a los diferentes estados del Sol. Jepri, el sol del amanecer, Ra el sol del mediodía en todo su esplendor y Atum el débil sol del atardecer.

(XVII,1) El Gran Verde era el nombre del Mar Mediterráneo.

(XVII,2) En señal de reverencia.

(XVII,3) Para la traducción véase Literature p. 98.

(XVIII,1) a Horus y Seth.

(XIX,1) El lapislázuli verdadero era el importado, posiblemente de Asia. Los egipcios fabricaban una imitación vítrea y de ahí la diferenciación del término. El lapislázuli verdadero llegó a ser tan valioso como el oro y la plata.

(XIX,2) ipt, ‘Cámara secreta del templo’, véase Concise p. 16-17.

(XX,1) Muchos de los nombres de los dioses eran desconocidos. El nombre se asociaba a las facultades y el poder. Conocer el nombre secreto de un dios podía significar adquirir su poder.

(XXI,1) A Apep y sus seguidores.

(XXI,2) Monos divinos que se representan gritando y alegres de ver el renacer del dios.

(XXI,3) La tripulación que acompañaba a Ra en su viaje, compuesta por divinidades.

(XXI,4) Para la traducción de esta frase véase Literature p. 99.

(XXI,5) Apep.

(XXII,1) Aquí se repite la línea por un error del escriba.

(XXII,2) nbt anx uno de los epítetos del ureo, como Ojo de Ra.

(XXII,3) Localidad cercana a Heliópolis, conocida en época griega como Babilonia.

(XXII,4) La traducción es dudosa, debido a una pequeña laguna en el original. Kaster tiene: ‘Los de Letópolis besan la tierra cuando le ven, la fuerza es su poder, el más poderoso de los dioses’, Literature p. 99.

(XXIII,1) Kaster tiene ‘El Justo’, Literature p. 99.

(XXIII,2) Que ha establecido a Maat, el orden, la justicia, la verdad.

(XXIII,3) Véase n (II,2).

Bibliografía

La publicación de los textos puede encontrarse en: Mariette, Auguste, Les Papyrus égyptiens du Musée de Boulaq, V. 2. Paris 1872 y Grébaut, E. Hymne à Ammon-Ra. Paris, 1874

  • Assmann, Jan, Ägyptische Hymnen und Gebete. Zürich und München, Artemis Verlag, 1975.
  • Clagett, Marshall, Ancient Egyptian Science. A Source Book. Volume One: Knowledge and Order. Tome I-II, Philadelphia, American Philosophical Society, 1989.
  • Erman, Adolf, The Ancient Egyptians. A Sourcebook of their Writings. Translated by Aylward M. Blackman. New York, Harper & Row, 1966.
  • Grébaut, E. Hymne à Ammon-Ra. Paris, 1874.
  • Hassan, S, Hymnes religieux du moyen empire. Cairo 1930.
  • Kaster, Joseph, The Literature and Mythology of Ancient Egypt. London, Allen Lane The Penguin Press 1970.
  • Luiselli, Maria Michel, Der Amun-Re Hymnus des P. Boulaq 17 (P. Kairo CG 58038). Wiesbaden. Harrassowitz Verlag, 2004.
  • Mariette, Auguste, Les Papyrus égyptiens du Musée de Boulaq, V. 2. Paris 1872
  • Roeder, G., Urkunden zur Reigion des Alten Ägypten. Jena 1923.
  • Wilson,John, Ancient Near Eastern Texts Relating to the Old Testament. J. Pritchard, ed. Princeton 1950, 1955.

No se admiten más comentarios