Vaticano: Museo Gregoriano Egizio

El Museo Gregoriano Egipcio, se encuentra englobado dentro del complejo de los Museos Vaticanos, en la ciudad del Vaticano. Fundado por el Papa Gregorio XVI en 1839, la idea de un Museo Egipcio se debe al sacerdote L.M. Ungarelli, uno de los primeros egiptólogos italianos. Las salas I y II conservan aún elementos decorativos que imitan la arquitectura egipcia, como son las cornisas, columnas y discos solares alados. En la sala II la inscripción en jeroglíficos situada en la cornisa, dedicada a Gregorio XVI, redactada por el P. Ungarelli para celebrar la fundación del museo. Las salas III y IV tienen todavía el aspecto que tenían en el siglo XIX, con las paredes pintadas imitando el alabastro y algunos paisajes a la manera egipcia pintados por Giuseppe De Fabris.

La colección está constituida por antigüedades egipcias adquiridas por los papas desde finales del siglo XVIII, pero sobre todo por estatuas halladas en Roma y sus alrededores, traídas de Egipto en época romana. Igualmente están expuestos objetos producidos en Italia en los siglos I y II d.C. que imitan a los originales Egipcios. En 1951 durante el Pontificado de Pio XII, se efectuó la donación de la colección de Carlo Grassi de antigüedades egipcias menores.

Dentro del complejo de los Museos Vaticanos y en distintas colecciones, hay piezas que merecen nuestra atención, ya que evocan a la cultura egipcia o a su historia. En la colección de estatuas romanas, el denominado Museo Chiaramonti, encontramos un busto de Julio Cesar y sobre todo la estatua colosal del Nilo. En la colección de estatuas griegas, el denominado Museo Gregoriano Profano, encontramos un busto de Cleopatra VII.

En el Museo Pio-Clementino al final de la sala en forma de cruz griega, encontramos dos esfinges que flanquean la Scala Simonetti.

Enlace oficial del museo

No se admiten más comentarios